El origen de los códigos de barras

11/14/2017

Como expertos en sistemas de etiquetado automático queremos detenernos en esta nueva entrada del blog en el origen de los códigos de barras. Hemos de remontarnos a 1932. Ese año, un grupo de estudiantes de la Escuela de Administración de Empresas de la Universidad de Harvard liderados por Wallace Flint pusieron en marcha un proyecto. Este consistía en proponer a una serie de consumidores que seleccionasen cierta mercancía de un catálogo mediante la eliminación de tarjetas perforadas. Estas se entregaban después a un inspector que las colocaba en un lector. El sistema sacaba después la mercancía de forma automática desde el almacén y lo entregaba en caja.

De todos modos, el código de barras moderno no aparecería hasta 1948. Ese año, Bernard Silver, estudiante graduado en el Instituto de Tecnología de Drexel (Filadelfia), escuchó cómo el presidente de una cadena local de alimentación le preguntaba a uno de los decanos cómo desarrollar un sistema que leyese automáticamente la información de los productos. Silver habló con Norman Joseph Woodland acerca de la idea del presidente de la cadena alimentaria y empezaron a trabajar juntos. Al principio, los patrones de las primeras ideas utilizadas con tinta brillaban bajo la luz ultravioleta. El primer dispositivo de Woodland y Silver tenía problemas con la inestabilidad de la tinta y era demasiado caro. En 1949, Woodland y Silver presentaron una solicitud de patente titulada “Aparato y método de clasificación”.  Lo definieron como una técnica de clasificación de artículos a través del medio de identificación de patrones.

En  Sato Europe te recordamos que el primer código de barras no tenía nada que ver con lo que hay hoy en día. Era una especie de ojo de buey formado por una serie de círculos concéntricos. Se componía de un patrón de cuatro líneas blancas sobre un fondo oscuro. La información era codificada según hubiese una o más líneas. Esto permitió a Woodland y Silver establecer siete clasificaciones diferentes de los artículos. Sin embargo, observaron que con más líneas añadidas podrían codificar más productos. La solicitud de patente Woodland y Silver se publicaría el 7 de octubre 1952.

La primera aplicación industrial del código de barras fue un sistema desarrollado en 1969 por IDentics, equipo de General Motors para no perder de vista axiales de automóviles en los inventarios. Después, en 1982, el Servicio Postal de EEUU aprobaría el código de barras POSTNET como una forma de ordenar automáticamente los mensajes basándose en el código postal. Hoy día los códigos de barras son parte indispensable de nuestro día a día.


Back to News Listing