¿Qué son las etiquetas inteligentes?

12/19/2017

En las publicaciones anteriores del blog hemos hablado largo y tendido acerca de las impresoras de etiquetas y sus prestaciones. Pero, ¿qué son exactamente las etiquetas inteligentes?


Lo primero que tenemos que tener claro es que las etiquetas inteligentes utilizan las funciones NFC de los dispositivos para activar acciones instantáneas. Por ejemplo, pueden activar varios ajustes de un dispositivo, iniciar una aplicación, activar la función Wi-Fi o abrir un enlace a determinada página web. También se pueden utilizar las etiquetas inteligentes a modo de tarjetas personales de negocio.

Hace unos años SATO actualizaba el software para sus impresoras industriales CL4 para imprimir etiquetas inteligentes con tags RFID pasivos. De este modo soporta la asignación automática de números de serie, que se graban en el chip junto con el código GTIN (Global Trade Item Number). Se trata de un avance de importancia capital para sectores como el comercio, el textil y el industrial para acometer una identificación clara e inequívoca de los objetos. Ayuda además a obtener datos de relevancia de la cadena de producción ante eventuales reclamaciones de cara a optimizar los procesos y evitar falsificaciones.

 

Nuestro software se basa en un estándar que define de forma inequívoca el número TID (Transponder Identification) que se hace constar en el chip durante el proceso de fabricación. Este estándar permite la codificación según el código serializado SGTIN96, que da a cada artículo un número inequívoco, añadiendo un número de serie de 38 bits al código GTIN. De este modo, las empresas pueden asignar automáticamente y administrar los códigos SGTIN y colocarlos en el chip. Lo que hace el software es leer el número TID programado en el chip y utilizarlo para generar códigos de artículo inequívocos. En resumen, las etiquetas inteligentes funcionan a través de radiofrecuencia (RFID). Constan de tres partes: chip para albergar la información sobre el producto, antena para transmitir la información y una etiqueta que soporta el chip y la antena. Por supuesto, hacen falta lectores que emiten ondas de radiofrecuencia que activen la lectura de la información que contiene la etiqueta. Una gran solución para ahorrar tiempo y dinero.


Back to News Listing