Soluciones SATO en el ámbito académico

10/27/2017

Como expertos en el etiquetado automático, en la captura de datos y en soluciones EPC/RFID nos volcamos en implementar mejoras en pro de la seguridad y de la productividad en diferentes ámbitos. También en el académico. Es perfectamente factible, gracias a nuestras tecnologías, mantener la privacidad de los estudiantes y el profesorado a la par de implantar un sistema de tarjetas de identificación inteligentes. Y, por supuesto, disfrutar de bibliotecas con ejemplares perfectamente identificados.

Ofrecemos a los centros educativos como universidades, centros de secundaria o bibliotecas públicas diferentes soluciones de impresión. Es una alternativa muy beneficiosa para ahorrar tiempo a la hora de ubicar y tener organizados libros, CD’s y videos. De agilizar los registros de entrada y salida en las bibliotecas y, como ya explicamos en un post anterior, de mantener al día los inventarios.

En Sato Europe tenemos una amplia gama de etiquetas para el uso en bibliotecas. Somos conscientes de que representan una necesidad esencial para estos centros. En nuestro catálogo destacan las impresoras de etiquetas de código de barras.  Además de estar disponibles en una amplia gama de colores, se puede incluir un logotipo o gráfico o cualquier símbolo. Estas etiquetas se han de ajustar a los lomos de los libros además de contar con un revestimiento de laminado para quedar unidas permanentemente a las superficies. Es básico que las etiquetas que se imprimen para colocar en libros o discos no se emborronen. Esto se logra con los sistema de impresión de transferencia térmica, algo que aporta incontables ventajas al ámbito académico. Permite elegir el formato, el tipo de letra y el tamaño de la etiqueta. Esta tecnología de impresión utiliza una cinta con un revestimiento de resina y un cabezal de impresión con pequeños puntos denominados píxeles que se calientan y transfieren la cinta a un material de etiqueta (poliéster, papel...). El resultado es duradero y resiste estupendamente al emborronamiento y a la abrasión. Algo muy importante teniendo en cuenta que los libros de las bibliotecas pasan por muchas manos. Se puede incluir una etiqueta en el lomo del libro con la ubicación, la colección, la signatura y la enumeración del volumen. Después, otra interior con el título, el autor y el código de barras. Etiquetas que en todo caso resistirán al paso del tiempo.

Back to News Listing