Impresoras de etiquetas


Impresoras de etiquetasEn el mercado de impresoras de etiquetas, si quiere dotar a su empresa de equipos versátiles, eficaces y duraderos, no encontrará mejor opción que los aparatos que desarrollamos en SATO. Somos un fabricante especializado en sistemas de identificación de datos, con origen en Japón, donde fue fundada la empresa en 1940, y una creciente presencia internacional. Si continuamos siendo una empresa líder, cotizando en la bolsa del país nipón, es porque nuestras máquinas son un seguro de calidad y versatilidad.

La mejor muestra de la conveniencia de confiarnos sus necesidades en materia de etiquetado automático es la diversidad de perfiles de nuestros clientes en todo el mundo. Estamos capacitados para ofrecer una solución a medida a cada cliente que se dirige a nosotros, asegurándole en todo caso un rendimiento óptimo.

Disponemos de impresoras, software y materiales de impresión (cintas de transferencia térmica) preparados para cubrir todo tipo de requisitos, incluyendo aquellos más apegados al desarrollo tecnológico. Así, somos especialistas en impresoras RFID, que aprovechan este sistema de transmisión de datos por radiofrecuencia, con posibilidad de almacenar más información y acceder a ella de forma más sencilla que, por ejemplo, con un código de barras.

Impresoras de etiquetas adaptadas a sus necesidades

Nuestra actividad no se limita a la fabricación y comercialización de sistemas. Si se convierte en cliente nuestro, le ayudaremos a disponer de un servicio de etiquetado óptimo, con la posibilidad de realizar un estudio de sus necesidades y también de proporcionarle asesoramiento detallado sobre el terreno.

En definitiva, con nosotros siempre conseguirá las máquinas de etiquetado que más le convengan para la labor de su compañía, con los consiguientes beneficios para toda la cadena de distribución de sus productos o para cumplir otras funciones en empresas de todo tipo: identificación en servicios turísticos, controles de accesos, gestión de referencias bibliotecarias… las posibilidades son interminables.