Los procesos 4.0 inteligentes basados en plataformas precisan tecnología de impresión de ID inteligente para materializar los datos

12/10/21Los procesos 4.0 inteligentes basados en plataformas precisan tecnología de impresión de ID inteligente para materializar los datos

de Eckhard Wernich, Director de Soluciones para la Gestión de Productos de SATO Europe

 

A lo largo de la historia del comercio, la cadena de suministro siempre ha tenido que reflejar las necesidades cambiantes del consumidor al que sirve en última instancia. Se trata de una clara directriz para integradores de sistemas y responsables de almacén a la hora de desarrollar y optimar la logística interna, la gestión, los subsistemas y el almacenamiento. Reaccionando ante dichas cambiantes demandas y entendiendo cómo la tecnología de impresión inteligente puede ayudar, los integradores de sistemas pueden mejorar la cadena de suministro y al final ofrecer un mejor servicio a sus clientes. 

Una de las lecciones importantes de la pandemia para marcas e integradores de sistemas de los que dependen ha sido que los procesos de digitalización más completos y mejor conectados han protegido la actividad comercial, no solo por lo que respecta a aumentar la velocidad, sino también en lo referente a mantener la producción y el volumen en condiciones de trabajo más restrictivas.

Para los integradores de sistemas, la impresión de ID inteligente y priorizar la automatización en el diseño y disposición del almacén tienen ventajas a múltiples niveles. A fin de cuentas, recopilar datos en la cadena de suministro es una cosa, pero esos datos han de ser visibles, se han de imprimir y han de estar disponibles para que se traduzcan en un cambio efectivo. Una cadena de suministro digitalizada que aprovecha el IoT en todos los aspectos, conecta los flujos de trabajo de manera automática, precisa y efectiva, e integra la tecnología de etiquetado inteligente puede respaldar la experiencia del cliente de varias maneras significativas.

 

Envío más rápido, servicio más fácil

Vivimos en la era de la satisfacción inmediata: a medida que más empresas adoptan el e-commerce, el mercado crece y los consumidores tienen más opciones que nunca a la hora de comprar. Básicamente, si una marca puede enviarles la compra antes que otra, eso determinará su elección.

De manera crucial, a medida que las estrategias de fijación de precios entran en juego y crean categorías de comercio minorista más competitivas, según un estudio de la empresa de soluciones para flotas Omnitracs LLC, el 65% de los consumidores optó por adquirir teniendo en cuenta la entrega más rápida y fiable. Según estudios de la empresa de mensajería GoPeople, el 88% de los usuarios del e-commerce optan por la entrega en el mismo día, si es viable. En resumen, una cadena de suministro más rápida y mejor conectada tiene claras ventajas a nivel de experiencia del cliente.

 

Usar los datos para tomar decisiones más inteligentes

La manera de organizar los almacenes e instalaciones de almacenamiento está cambiando. La cadena de suministro típica agrupa las categorías de elementos, pero ¿sigue siendo el enfoque más efectivo cuando se trata de tiempo y eficiencia?

Un almacén diseñado teniendo en cuenta la experiencia del cliente no necesariamente sigue ese flujo, sino que puede utilizar los datos de ventas para conectar elementos que suelen comprarse a la vez, independiente de sus respectivas categorías o uso. De esa manera, las marcas podrían experimentar grandes ahorros tanto de dinero como de tiempo durante largos periodos, algo que no tiene precio a la hora de garantizar que los productos lleguen al consumidor de manera rápida y eficiente.

 

Visibilidad de las devoluciones

Los reembolsos son una parte inevitable del comercio minorista, sobre todo con el aumento del e-commerce, ya que los clientes no pueden tocar físicamente ni coger el producto antes de elegirlo. La manera en que una empresa reacciona ante las devoluciones es una parte importante de la experiencia del cliente y puede convertir en increíble una interacción potencialmente negativa.

Las marcas e integradores de sistemas que buscan aumentar y mejorar sus ventas, dependen de la transparencia, de la visibilidad y de hacer un excelente seguimiento del recorrido del producto. De hacerlo, pueden realizar una supervisión exhaustiva de los productos devueltos y de la información relevante, así como hacer un mero seguimiento de la logística inversa hasta el origen del lote, en caso de que sea necesario indagar más al respecto. La tecnología IoT es ideal para mejorar la visibilidad y automatizar mucho los procesos que liberan tiempo de los operarios.

Los procesos de devolución sencillos y eficientes pueden marcar la diferencia en lo que respecta a cómo un cliente interactúa con una marca y a la experiencia generada; es decir, un almacén inteligente conectado puede hacer que un negocio sea mucho más ágil y orientado al cliente.

 

Ayudar a los integradores de sistemas

Cuando analizamos cómo será el almacén del futuro, todo apunta hacia unas instalaciones conectadas que utilizan la tecnología IoT para centrar las operaciones en torno a las necesidades del consumidor y no solo en lo que le funcione a la marca. Dado que la necesidad de transparencia de la cadena de suministro es fundamental durante el diseño de las instalaciones, el etiquetado inteligente tiene un papel totalmente fundamental no solo para recopilar y almacenar los datos, sino también para traducirlos en acciones útiles.

En SATO, creemos que la tecnología integrada debería ser sencilla y añadir valor a todos los niveles, ya se trate de IA para las tomas de decisiones, de transparencia y seguimiento o de hacer un uso efectivo de los recursos.

Application Enabled Printing (AEP) es una potente inteligencia integrada que permite nuevos niveles de flujo de trabajo y transparencia del producto, haciendo que la tecnología del etiquetado sea versátil y orientada al cliente. Integrada en el diseño de la cadena de suministro, AEP traduce información del flujo de datos en acciones materiales medibles y crea nuevas eficiencias operativas, justo lo que necesitan las marcas de sus integradores de sistemas para lograr una experiencia del cliente increíble.

De la misma manera que los dispositivos inteligentes y los ordenadores almacenan datos, las impresoras siguen siendo un elemento vital del flujo de comunicación en una cadena de suministro integrada. AEP permite la comunicación bidireccional con sistemas informáticos internos y externos, así como con servicios basados en la nube. El seguimiento del estado, la recopilación y el intercambio datos son sencillos con AEP, una solución para integradores de sistemas versátil y probada. La tecnología está totalmente integrada con los principios de conectividad de la IoT y la Industria 4.0. Esto incluye la integración en la nube, la RFID y la interconectividad en las redes. 

En esencia, AEP permite operar con mayor visibilidad y facilidad a lo largo de toda la cadena de suministro, gracias a la digitalización y la automatización. A su vez, los integradores de sistemas convierten esas ventajas directamente en una experiencia más satisfactoria para el cliente. Se trata de aprovechar cualquier oportunidad para automatizar y hacer un uso más efectivo de los recursos y utilizar esos beneficios operativos a lo largo de toda la cadena de suministro para mejorar la experiencia del consumidor.

En resumen, una cadena de suministro que aprovecha la automatización digital aúna ventajas para apoyar y mejorar la interacción con el cliente, ya que cada operación (cada movimiento) cuenta. Esto es especialmente importante en un entorno en el que es más común enfocar los datos como una cadena de bloques, donde se pueden conectar todos los procesos y transacciones. La gestión de datos es clave y compete a los integradores de sistemas crear las condiciones adecuadas para el éxito.

Ofrecer una experiencia de cliente excepcional se está convirtiendo en una ventaja crucial para las marcas capaces de lograrlo, pero el proceso ni empieza ni acaba con la interfaz de ventas ni con las tiendas físicas. Para una ventaja competitiva real, hemos de mirar más hacia arriba en la cadena de suministro.

En SATO, ponemos a los integradores de sistemas en primera línea, permitiéndoles satisfacer las necesidades de sus propios clientes corporativos de manera impecable. Otro gran ejemplo es Visual Warehouse, el primer sistema de navegación portable del sector. Ideal para centros logísticos, la tecnología combina códigos de barras y RFID con la asignación virtual en 3D y tecnologías de ubicación para permitir un aumento de las eficiencias, una consecución más rápida y conocer el inventario en tiempo real.

Los diseñadores de almacenes y los integradores de sistemas deben preguntarse si sus flujos de trabajo y diseños están realmente orientados al cliente y si están proporcionando la hiperconectividad necesaria para competir en un mercado que depende en gran medida de la fidelización, la compra reiterada y la recomendación boca a boca.

Últimas noticias en Twitter

CONTACTE CON NOSOTROS

TwitterLinkedInYouTubeFacebookInstagram