Soluciones medioambientales

Marcas y comercios se afanan por igual en demostrar su compromiso con la sostenibilidad ante la creciente concienciación de los consumidores de los efectos medioambientales que provocan los envases y etiquetas. Los consumidores no solo buscan productos de alta calidad, sino que además quieren sentirse cómodos con los productos que compran. Ante esto, los minoristas necesitan ofrecer soluciones innovadoras de envasado y etiquetado de los productos y promover su compromiso con el medio ambiente.

Como fabricante mundial de etiquetas, SATO tiene la determinación de convertirse en líder de soluciones innovadoras de etiquetado ecológico, en sintonía con las estrategias de sostenibilidad de los clientes. SATO ofrece una amplia gama de soluciones de etiquetado ecológico (reciclables, compostables, con material renovable, sin plásticos, sin papel soporte...) que satisfacen las necesidades de los clientes y les ayuda a crear negocios responsables.

SOLUCIONES PARA PRODUCTOS PERECEDEROS

Productos alimentarios a punto de caducar

En un sector tan dinámico como el minorista, y con la creciente demanda de productos frescos de calidad, los comercios deben gestionar correctamente las fechas de caducidad para minimizar los residuos y los costes. La precisión al documentar y comunicar las fechas de caducidad es esencial para la eficiencia y la rentabilidad de las ventas. La automatización de los procesos de identificación, recopilación de datos y etiquetado aumenta la visibilidad y la exactitud para mantener las pérdidas a raya.

Cuando no haya margen para el error, cuente con los productos SATO para comunicar correctamente las fechas de caducidad. Los supermercados y restaurantes saben muy bien las dificultades que conlleva la rotación de alimentos y cómo afectan al negocio los productos caducados. Escribir las etiquetas a mano requiere tiempo y formación, y puede provocar errores. SATO automatiza el marcado de las fechas de caducidad y hace que resulte mucho más fácil.

Con una amplia gama de impresoras portátiles, de sobremesa e industriales, software y soluciones de etiquetado, SATO personaliza el proceso de etiquetado para cubrir una gran variedad de necesidades.

Diseñadas para pequeños comercios y tiendas de barrio que no tienen soluciones ERP ni de gestión de bases de datos, las soluciones de «etiqueta sobre código de barras» mejoran la forma de gestionar los productos perecederos y de corta duración de las tiendas, y son muy prácticas también para los descuentos en los remates finales. Para evitar que un artículo sea escaneado al pasar por caja, se coloca sobre el código de barras una etiqueta tipo «sándwich», con una película transparente laminada bajo el soporte de la parte superior. Cuando el artículo llega a caja, el cajero retira la etiqueta, escanea el producto e introduce manualmente el precio rebajado. Este proceso también se puede adaptar a los terminales que no sean EPOS (puntos de venta electrónicos), introduciendo el precio más bajo como precio del artículo.

En el caso de las etiquetas «código de barras sobre código de barras», se coloca una nueva etiqueta de código de barras con la información del precio rebajado encima del código de barras existente. Esto ahorra muchísimo tiempo en la manipulación, además de mejorar la eficiencia al pasar por caja y la atención al cliente.

La nueva etiqueta, que se coloca simplemente sobre el código de barras existente, muestra el precio original, el precio reducido y un código de barras de «Código 128». Este nuevo código de barras contiene el número de artículo del producto original y el precio rebajado. Cuando el cajero escanea el artículo, al cliente se le carga automáticamente el precio reducido, y los registros de inventario de la tienda se actualizan automáticamente.

DESCUBRA LAS SOLUCIONES DE SATO

GESTIÓN DE LOS RESIDUOS DE ALIMENTOS

Frutas en un mercado

Se calcula que cada año se desechan alrededor de 88 millones de toneladas de alimentos, lo que representa unos costes aproximados de 143 000 millones de euros, según la UE. No es de extrañar que encontrar soluciones para minimizar los desperdicios de comida sea una de las principales preocupaciones de los minoristas. La venta minorista representa alrededor del 5 % del volumen total de residuos de alimentos en la UE. Por eso, en la estrategia de sostenibilidad de muchos comercios, una de las prioridades es optimizar la gestión del etiquetado y las fechas de caducidad, así como buscar maneras de redistribuir el excedente entre bancos de alimentos, entidades benéficas y proyectos comunitarios.

DATOS EN TIEMPO REAL PARA GESTIONAR LOS RESIDUOS

En SATO sabemos que el etiquetado es una magnífica herramienta de comunicación, pero que si no se hace bien puede ser fatal para la generación de residuos. Códigos de barras incorrectos, latas con etiquetas arrancadas, productos con etiquetas de temporadas pasadas... Todo esto provoca que se desechen alimentos que no se consideran aptos para la venta. A menudo, las etiquetas de instrucciones de seguridad también crean confusión entre los consumidores, por ejemplo, con la fecha límite de venta, la fecha de consumo preferente o la fecha de caducidad. Todas estas son situaciones en las que SATO puede ayudar a los comercios a reducir el desperdicio de alimentos, proporcionando datos en tiempo real sobre el estado del producto para gestionar el stock con eficacia.

Los comercios saben que los estantes deben estar llenos para que los productos resulten más atractivos a los compradores, pero esto dificulta la gestión del inventario. Desde la perspectiva del comprador, el hecho de que falte mucho para que caduque un producto significa que está fresco, mientras que si caduca pronto, puede que ya se haya empezado a deteriorar. Esto obliga a gestionar de forma eficaz la rotación del stock, así como aplicar descuentos el día de la fecha límite de venta para darles salida.

La mayoría de los supermercados suelen escanear los códigos de barras para determinar qué parte del stock caduca pronto y calcular un nuevo precio para facilitar la venta; cuanto más stock esté afectado, menor será el precio.

Con una impresora de etiquetas portátil inalámbrica SATO, que se puede comunicar con el lector de códigos de barras, los precios de los productos se pueden rebajar a partir de información en tiempo real. Así, por ejemplo, si los productos todavía no se están vendiendo, el precio se puede rebajar aún más imprimiendo a demanda nuevas etiquetas y códigos de barras en el lineal del establecimiento.

ETIQUETAS = COMUNICACIÓN E INFORMACIÓN

La etiqueta es una herramienta de comunicación eficaz y sirve también para informar a los clientes, a fin de que puedan tomar decisiones más fundamentadas. En los supermercados se genera menos del 5 % de los residuos de alimentos, pero es en los hogares de los consumidores donde se produce más del 50 % de los residuos. Las etiquetas son una gran oportunidad para los minoristas de informar a los compradores acerca de los residuos de alimentos, su frescura, cómo reciclarlos y cómo utilizar ciertos productos una vez alcanzada la fecha de consumo preferente.

Las etiquetas se pueden personalizar con tecnologías inteligentes —códigos de barras y códigos QR— que el consumidor puede escanear con el smartphone para ver sugerencias y consejos sobre cómo generar menos residuos (con el consiguiente ahorro de dinero), diferencias entre la fecha límite de venta y la fecha de caducidad, recetas o el reciclado de productos.

SATO, empresa líder en tecnología de etiquetado, es consciente de que la gestión de los residuos de alimentos es compleja y que no existen respuestas sencillas a los grandes problemas. Sin embargo, gracias a la tecnología y la experiencia adquirida a lo largo de muchos años, SATO puede ayudar a los minoristas a mejorar la eficiencia operativa y preservar el medio ambiente.

Descubre nuestra alianza con Comerso para combatir los residuos alimentarios con una solución de etiquetado sostenible.


DESCUBRA LAS SOLUCIONES DE SATO

ETIQUETAS LINERLESS (SIN PAPEL SOPORTE)

Rollos de etiquetas

REDUZCA LOS COSTES DE TRATAMIENTO DE LOS RESIDUOS DE ETIQUETAS

A diferencia de las etiquetas convencionales, esta gama SATO no incluye papel soporte. Estas etiquetas sensibles a la presión vienen en rollos con una capa aplicada al frontal de la etiqueta para evitar que el adhesivo se pegue a la etiqueta de debajo. Están disponibles en varias opciones de superficie, como papel estándar o térmico directo y diferentes intensidades de adhesivo, como permanente, reutilizable y extraíble. Las etiquetas sin papel soporte combinan a la perfección con las soluciones de impresión portátil.

MÁS ETIQUETAS, MENOS RESIDUOS

Al no llevar papel soporte, los rollos de etiquetas linerless contienen hasta un 40 % más de etiquetas, lo que ahorra espacio de almacenamiento y reduce el tiempo necesario para cambiar los rollos.

Al incluir un mayor número de etiquetas por rollo, se producen menos residuos. SATO ha eliminado por completo la necesidad de desechar el papel soporte, que genera una cantidad importante de residuos de silicona que terminan en el vertedero. Al generar menos residuos, se producen menos emisiones de carbono y se evita un posible riesgo para la seguridad en las tiendas.

BAJANDO EL COSTE TOTAL DE PROPIEDAD

Invertir en etiquetas sin papel soporte resulta rentable porque genera una mayor eficiencia, es más ecológico y reduce los costes tanto directos como indirectos.

DESCUBRA LAS SOLUCIONES DE SATO

CONTACTE CON NOSOTROS

TwitterLinkedInYouTubeFacebook