Eficiencia de los procesos

Garantizar en todo momento la eficiencia de la cadena de suministro y las condiciones contractuales de los fabricantes de automóviles no es una tarea fácil. Gestionar la enorme variedad de productos, con frecuencia a escala mundial, y garantizar su entrega completa y puntual puede ser complicado incluso para los proveedores más sofisticados.

Hoy en día el sector de la automoción es pionero en la gestión de una cadena de suministro completa y en la digitalización de la producción para lograr la eficiencia de los procesos. Adoptando las ventajas del Internet de las cosas (IOT), los fabricantes de equipos originales están llevando a cabo la integración de ordenadores, procesos mecánicos y digitales, objetos, activos y personal con identificadores exclusivos para tener la capacidad de transferir datos en la red sin intervención manual.

SATO ofrece una gran variedad de soluciones inteligentes y personalizadas para satisfacer las necesidades de los procesos digitalmente integrados de la cadena de suministro y la fabricación en el sector del automóvil. Estos son algunos ejemplos:

Con la plataforma AEP de SATO, las impresoras SATO pueden imprimir de forma autónoma sin necesidad de instalar caros equipos informáticos en el área de producción. Para imprimir etiquetas e identificadores, los usuarios solo tienen que conectar la impresora con los dispositivos periféricos, como un teclado USB o un lector de códigos de barras, o pulsar las teclas necesarias para realizar consultas en la base de datos.

La plataforma AEP de SATO permite integrar de forma fácil las impresoras SATO con otros dispositivos, como PLC, para facilitar la automatización de las fábricas sin tener que dedicar tiempo a personalizar el dispositivo ni instalar un firmware especial. De este modo, el sector de la automoción puede reducir costes, usar menos espacio, imprimir sin PC, mejorar la productividad, limitar los accesos no autorizados y garantizar que las impresoras funcionen de forma ininterrumpida.

SATO proporciona impresión a demanda y en tiempo real a los fabricantes de equipos originales y a sus proveedores del sector del automóvil para facilitar la compleja gestión del flujo de trabajo, inventario y distribución de la cadena de suministro global.

TRAZABILIDAD

Fabricación de puertas de automóvil

El sector de la automoción evoluciona a nivel mundial. Los objetivos de producción, los proveedores y la estrategia de marca se deben revisar constantemente debido a diversos factores, como la globalización de la economía, la competencia creciente y los mercados emergentes.

Con el objetivo de aumentar la calidad, reducir costes, optimizar procesos y mejorar los plazos de lanzamiento en toda la cadena de suministro, desde la pintura hasta la transmisión pasando por la carrocería, poder controlar la trazabilidad es fundamental para garantizar la competitividad, el cumplimiento de las normativas y el buen funcionamiento del negocio.

La trazabilidad en el sector del automóvil es un proceso que consiste en documentar la genealogía de las piezas y subconjuntos vinculados a un determinado vehículo o gama de vehículos. El tipo de información monitorizada puede variar, pero normalmente incluye el lote, el modelo de pieza o los números de serie, el fabricante original, el origen, la hora, el lugar y la fecha de producción, los componentes utilizados en el montaje, la fecha de vencimiento, etc.

Todos estos datos se pueden combinar en un código de barras, que se puede añadir a la pieza. Los lectores de códigos de barras leen los datos en las diferentes fases del ciclo de vida de la pieza y transfieren la información al sistema ERP para garantizar la trazabilidad completa de todas las piezas del vehículo acabado.

La visibilidad de los datos durante todo el ciclo de vida es fundamental para la cadena de suministro y ofrece muchas ventajas a todos los integrantes del sector automovilístico. La trazabilidad mediante códigos de barras y etiquetas RFID ofrece:

  • Control financiero exacto del proceso: los costes y beneficios se pueden identificar perfectamente en cada fase.
  • Implementación de poka-yoke en los procesos de lean manufacturing: detección de errores estructurada a través de la visibilidad de los datos.
  • Capacidad de satisfacer los requisitos normativos, de responsabilidad y de cumplimiento.
  • Optimización total de los procesos para reducir los plazos de entrega, incluida la optimización del inventario y el trabajo en curso.
  • Capacidad de minimizar la intervención manual para reducir los errores.
  • Reducción de las devoluciones y retiradas de productos debido a piezas defectuosas y eliminación del coste astronómico que tiene contactar con el consumidor si se debe retirar algún producto.
  • Lucha contra falsificaciones en los artículos de valor elevado.
  • Protección de la imagen de marca.

DESCUBRA LAS SOLUCIONES DE SATO

VISIBILIDAD EN LA CADENA DE SUMINISTRO

Personal de una fábrica de automóviles

Considerando que un solo vehículo tiene unas 30.000 piezas, combinadas con procesos de lean manufacturing y suministro just-in-time, se puede deducir la complejidad de la cadena de suministro del sector de la automoción.

Con el inventario en la línea de producción reducido al mínimo, las marcas automovilísticas exigen un suministro puntual de piezas garantizado por contrato. Cualquier problema que cause un retraso en la línea de producción es fuertemente penalizado. Por lo tanto, los fabricantes y sus proveedores necesitan una visibilidad total de la cadena de suministro con el fin de gestionar la situación de forma proactiva y evitar las interrupciones en un entorno de producción extremadamente sensible.

SATO es una empresa líder en soluciones de identificación automática y recopilación de datos que conoce a la perfección los problemas de la cadena de suministro y proporciona una amplia gama de soluciones de etiquetado inteligente a demanda, con códigos de barras y tecnología RFID, para saber en todo momento dónde y con quién se encuentra cada producto. Con la visibilidad de la cadena de suministro, la gestión de la producción se puede ajustar de forma óptima, y los plazos de entrega a los clientes se pueden controlar con mayor eficacia.

Las soluciones de SATO sirven para todo tipo de suministros de automoción (piezas, cajas de plástico, cartón, palés, carritos, jaulas o contenedores) en cualquier fase de la cadena de suministro para garantizar el cumplimiento con las normativas, el coste, el inventario y las entregas. Aplicando un código de barras o etiqueta RFID a todos los componentes y materiales para identificarlos con facilidad, se puede garantizar la trazabilidad de toda la cadena de suministro y ofrecer información útil en tiempo real.

DESCUBRA LAS SOLUCIONES DE SATO

IMPLEMENTACIÓN DE TECNOLOGÍA RFID

Fabricación de motores de automóvil

La tecnología RFID se utiliza en muchos sectores para optimizar las cadenas de suministro y garantizar la visibilidad con el fin de aumentar su eficiencia.

El sector del automóvil es muy complejo, con un mercado altamente competitivo y dinámico y unos márgenes muy reducidos. En un mundo globalizado, la competencia es dura y la evolución del mercado de vehículos eléctricos e híbridos en las economías occidentales está generando problemas tanto en el propio mercado como en la cadena de suministro.

La tecnología RFID es esencial para que los fabricantes sean competitivos y ayuda a reducir los costes y los residuos en las cadenas de suministro.

Tanto en la recepción de las mercancías como en el envío final de los productos, se pueden aplicar etiquetas RFID para identificar piezas y materiales individuales con el fin de facilitar su recepción automática en la fase siguiente de la cadena de suministro. Los datos de los artículos se pueden sincronizar con los sistemas ERP y de información empresarial para garantizar la exactitud, eliminar errores y evitar envíos incorrectos. En el punto de envío, se pueden instalar lectores RFID en los muelles de carga para evitar errores en los envíos y monitorizar los productos y activos presentes en las instalaciones.

Para gestionar las piezas y materiales no conformes, los sistemas de trazabilidad RFID reducen el tiempo de procesamiento al facilitar la detección del problema, datos y análisis para que los departamentos de calidad, finanzas y otras partes implicadas puedan resolverlo. La demanda de existencias y materiales se gestiona con rapidez y los costes se recuperan antes.

La tecnología RFID optimiza el flujo de producción para que los materiales lleguen al lugar oportuno puntualmente con el fin de evitar retrasos en la producción. En el caso de las cadenas de suministro globales de alta complejidad, la integración de las piezas de diferentes procedencias se puede gestionar con mayor eficacia y menos residuos.

En las instalaciones donde se fabrican piezas de gran valor y vehículos de alta seguridad, las soluciones RFID de SATO garantizan que los componentes no estándar estén identificados y verificados para evitar falsificaciones, así como para garantizar la seguridad y el cumplimiento de las normativas.

Durante la posproducción, se puede utilizar la tecnología RFID para localizar cualquier vehículo, incluso en flotas enormes, con el número de serie RFID único asociado al número de identificación del vehículo (VIN) y su historial de fabricación. Como el proceso es totalmente transparente, se pueden llevar a cabo las tareas de revisión necesarias y los vehículos acabados llegan al mercado puntualmente.

Con la tecnología RFID de SATO se logra un nuevo nivel de eficiencia en el sector del automóvil gracias a la trazabilidad de los activos y de la cadena de suministro global, lo que permite mantener unos costes bajos, evitar retrasos en la producción y garantizar la competitividad de las marcas.

DESCUBRA LAS SOLUCIONES DE SATO

CONTROL DE CALIDAD

Personal de calidad en una fábrica de automóviles

En un mercado tan competitivo como el del automóvil, gestionar la calidad de forma integrada y estructurada es fundamental para controlar los costes, la imagen de marca y la reputación. Sin embargo, con la elevada complejidad de las cadenas de suministro globales, esto es más fácil de decir que de hacer si no se dispone de sistemas empresariales inteligentes que ayuden a garantizar la calidad.

SATO, empresa líder en soluciones de identificación automática y recopilación de datos para el sector de la automoción, sabe que el control de calidad es una combinación de la gestión de procesos y productos respaldada por las auditorías realizadas en todo el ecosistema de proveedores. Para controlar la gestión de los proveedores, la conformidad de los productos en todo el ciclo de vida, la calidad de la fábrica y las inspecciones de los envíos, se necesitan soluciones completas de gestión de los datos que garanticen el cumplimiento de los estándares y la seguridad.

La seguridad de los clientes siempre debe ser la máxima prioridad de todos los fabricantes de vehículos. Sin embargo, si se producen piezas de mala calidad y el problema no se gestiona de forma correcta, la facturación y la reputación del negocio pueden verse afectadas de forma muy negativa. Los fabricantes deben cumplir una larga lista de normativas internacionales, nacionales y del propio sector, por lo que necesitan implementar unos procesos de control de calidad fiables y coherentes.

SATO proporciona a sus clientes del sector de la automoción una completa gama de soluciones de impresión de etiquetas para entornos industriales, de sobremesa y portátiles, compatibles con las aplicaciones de software más recientes y los soportes de etiquetas utilizados en el sector con el fin de garantizar la trazabilidad en toda la cadena de suministro. Si tenemos en cuenta que un solo vehículo está formado por nada menos que 30.000 piezas, el control de calidad requiere procesos de identificación y trazabilidad eficientes, que solo se logran mediante la más moderna tecnología de RFID y códigos de barras.

Las soluciones integrales de conectividad y trazabilidad de activos de SATO proporcionan visibilidad y trazabilidad en todos los procesos de la cadena de suministro, lo que ofrece una garantía de calidad, seguridad y tranquilidad a los fabricantes.

DESCUBRA LAS SOLUCIONES DE SATO

GESTIÓN DE ACTIVOS E INSTALACIONES

MÁXIMA FLEXIBILIDAD PARA LA PRODUCCIÓN DE VEHÍCULOS DEL SIGLO XXI CON SATO VISUAL WAREHOUSE™


Para dar respuesta a un mercado tan dinámico y competitivo como el del automóvil, los fabricantes no dejan de buscar nuevas estrategias para aumentar la cuota de mercado, reducir costes y maximizar la eficiencia. Hoy en día muchos de estos esfuerzos se centran en crear una producción flexible que reduzca las restricciones de las infraestructuras fijas que se han utilizado tradicionalmente en este sector.

En la actualidad, al sector se le exige que ajuste los flujos de trabajo de producción y logística tradicionales para responder a las necesidades de la nueva distribución de ámbito mundial, segmentación de vehículos (económicos, gama media y lujo), tipologías (autónomos, de gasolina, eléctricos o híbridos), peticiones de personalización de los clientes y fabricación en lotes más pequeños para segmentos de clientes más reducidos.

Las marcas deben responder rápidamente a los cambios del mercado optimizando al mismo tiempo la utilización de la capacidad para evitar pérdidas. Las principales estrategias que se están adoptando son estrategias flexibles de autoorganización de la producción y la logística basadas en sistemas de localización en tiempo real (RTLS), como SATO Visual Warehouse.

Con capacidad para localizar cualquier objeto (activos o mercancías) con una precisión de 30 centímetros, las soluciones de SATO abren las puertas del Internet de las cosas (IOT) al sector de la automoción. Esto proporciona una conectividad permanente con transferencia de datos en tiempo real que genera un flujo de información útil nunca visto.

SATO Visual Warehouse funciona como los sistemas GPS de navegación por carretera pero dentro del almacén y la fábrica de producción. La tecnología SATO Visual Warehouse funciona como un sistema de posicionamiento en interiores (IPS) que crea un mapa visual 3D de unas instalaciones. Se puede utilizar tanto en interiores como en exteriores y determina la posición exacta de los objetos en tiempo real de forma rápida.

SATO Visual Warehouse™ puede localizar objetos con una mayor precisión que los sistemas de geolocalización convencionales (el margen de error es de 30 cm) mediante dispositivos portátiles que incorporan mapas tridimensionales y emiten comandos de voz para ayudar al operario a llegar hasta los artículos.

El sistema facilita las operaciones de recepción en los almacenes que organizan las existencias de forma aleatoria con el fin de mejorar la eficiencia de la gestión del inventario, acelerar los envíos indicando la ruta más corta y gestionar tanto el inventario como los envíos en función de las características de cada producto.

Esta solución combina la experiencia de SATO en tecnologías de identificación automática, como los códigos de barras y RFID, con la tecnología de geolocalización 3D y visualización de mapas de rutas. Desarrollada específicamente para el sector logístico y de la distribución, utiliza imágenes 3D, vídeo y audio transmitidos en un dispositivo portátil para que los operarios tengan las manos libres y puedan realizar las tareas de recepción, inspección y envío en las cadenas de suministro de fabricación con mayor eficacia.

Además, con una función de asistencia remota que indica la ruta más corta a un producto mediante órdenes de voz de fácil comprensión (como «faltan dos metros para llegar al producto», «gire a la derecha en el próximo pasillo» o «se han realizado cambios al tipo y volumen de productos que se van a enviar»), el sistema ahorra tiempo al personal encargado de los envíos y mejora la calidad de las operaciones, sea cual sea el nivel de experiencia del personal.

Los procedimientos logísticos convencionales en papel no son eficientes y provocan errores, y la exactitud de las operaciones depende de la experiencia de cada trabajador, puesto que los menos experimentados deben consultar las instrucciones mientras realizan el trabajo. Al integrarse en la infraestructura de un centro logístico, SATO Visual Warehouse controla con precisión la situación del stock mediante dispositivos de localización distribuidos por el almacén y etiquetas UWB que llevan los operarios. El sistema gestiona los datos de localización (coordenadas) de los productos recibidos para dirigir con facilidad a los trabajadores al punto en el que se encuentran. Con esta tecnología, las redes de cadena de suministro y las fábricas del sector de la automoción ahora disponen de un sistema de localización del inventario que, de no existir, dificultaría los procedimientos de envío y recepción.

DESCUBRA LAS SOLUCIONES DE SATO

CONTACTE CON NOSOTROS

TwitterLinkedInYouTubeFacebook